Jaque a la libertad de expresión

Con la sensibilidad todavía tocada debido al terrorismo islámico en Francia y con la seguridad de los Estados en alerta, toca hablar de la libertad de expresión. No en tono jurídico ni filosófico. Algo más trivial. Vamos a realizar un breve reflexión que en estos días puede ayudar a dilucidar posiciones o disipar confusiones. Recordemos, todo empieza con la burla y, si se puede decir así, con la agresión verbal e icónica, a un colectivo, en este caso, el islámico. En la misma publicación satírica, se ha criticado de todo, inclusive el cristianismo; como aquí la revista Jueves, que se publica los miércoles, arremete con todo y contra todo. Como dije, el debate no es si tenemos derecho o no a hacerlo, en sentido de si “deberíamos poder”, que, adelanto, ha de protegerse, sino en cómo comprendemos y sentimos este derecho. No ya la libertad de expresión, también la libertad en todos los ámbitos.

Para seguir, al post en EnSilencio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s