Sobre “Adios Estado, bienvenida comunidad”

Adios Estado, bienvenida comunidad es un ensayo del sociólogo español de corriente comunitarista José Pérez Adán (1952), seguidor y discípulo de Etzioni. Con este título, Pérez Adán quiere introducir las tesis principales del comunitarismo, filosofía generalmente desconocida en España, y compararlas con el liberalismo clásico, el neoclásico, y el socialismo. En síntesis, reclama un espacio intermedio entre el individuo y el estado en nombre de las comunidades, como sujetos de derecho colectivos que compartan la soberanía con el, en sus palabras, todopoderoso estado. Entiende que la culpa de muchos de los problemas sociales actuales es el individualismo extremo que promueve el llamado pensamiento único, y que es transversal, primero, al neoliberalismo o corriente económico y política representada por los efectos de la implementación de las políticas de corte neoclásico en economía, y al socialismo moderno, que, igualmente, abandona a los individuos solos ante, como único poder y salvaguarda delante de ellos, el estado. Según él, el estado como las comunidades, bien entendidas, tienen por objetivo maximizar la libertad y no, sin embargo, alentar el papel de la igualdad, valor que, para nuestro autor, merece de una profunda reflexión. Así, con el valor de la igualdad se ha llegado a regímenes que han intentado destruir las familias o superarlas, y ni duda cabe acerca de la extinción de toda vida comunitaria más allá de la reglamentada por instancias burocráticas. Por parte del neoliberalismo se ha definido al individuo como un maximizador de utilidades y toda vida comunitaria como un trance, transitorio, y definido como utilidad, para el individuo. De tal manera, disocian las preferencias escogidas desde arriba, digamos, desde el estado, en sus políticas, de las, apriori subjetivas, de los individuos. El comunitarismo media las dos posiciones entre la libertad individual extrema solo realizada en el mercado y a través del consumo con el igualitarismo que no respeta ninguna diferencia humana compatibilizando los derechos individuales con los derechos de las comunidades, los mercados y el Estado.

Una de las acusaciones más fuertes del autor al devenir del mundo postmoderno es la soledad de los individuos que han perdido toda fuerza colectiva y que su relación con otros no deja de ser algo banal, y pobremente considerado de cara a la ciencia social. Esto ha hecho en sus reflexiones echar a perder casi la familia como institución, la que considera como funcional y rechaza calificar de moderna o tradicional. Entiende que debe haber un derecho de familia, así como de Iglesia y otras asociaciones. De semejante modo, la educación forma parte de los puntos más importante de su análisis y también de sus propuestas, en donde ve cómo la formación debe ser integral, ni meramente algo instructivo, ni tampoco algo que abandere una moralidad del estado en contra de las familias. Asimismo no ve con buenos ojos haber relegado a la vida privada el culto, la moral, etc., debido a sus funestas consecuencias y que, por naturaleza, son fenómenos de corte social, de los que no puede eludir la formación y educación y el peso de las familias.

Por contra, debo decir que si bien la primera parte del libro donde expone con expresión justa y certera el bagaje intelectual comunitarista y lo confronta con críticos y afines, la segunda parte del libro obedece demasiado a inspeccionar la sociología de las familias y desde el punto de vista católico. Esto nos lleva a sesgar demasiado su trabajo en favor del derecho a la vida del non nato, temas de educación sexual desde un punto de vista conservador, y, en general, una cosmovisión cristiana. Por supuesto hay mucho aprovechable con independencia de simpatizar o no con tales ideas, algo de esto, por ejemplo, sería su rótulo dedicado a la familia como poder y a la familia como generadora de diferencia, desigualdad y, en términos sociológicos, extrañeza. Estudios que comprenden a las familias no como el mero acto jurídico del matrimonio sino en su naturaleza social que merecen sin duda una lectura. En definitiva, un título que por breve se recomienda, también por su fácil lectura y fácil divulgación de temas poco convencionales en el saber popular.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s