De mente: extranjero

Heightening
Nervousness
Threatens me

Todo sucede muy rápido. Se escapa de la precisión de los sentidos averiguar cuál es el lapso de tiempo, frames que dirían los sabiondos de la informática, mínimo, que permite detener en el detalle la corriente de sucesos… De un sitio a otro como en una montaña rusa. Red Bull donde ‘haiga’ falta. Intentar poner en desenfreno la mente, abrir el estado de excepcionalidad, no por guerra, por puro placer. Estar siempre montado en la moto con el viento cortante y frío rodeándote. Agitar la cabeza para huir de la imagen estática de delante. Simular una machacona música atronando los oídos y desear que ésta no finalice. Vivir en el limbo de la percepción. Alucinando, que es gerundio. Diría gimme fuel gimme fire gimme that which I desire.

Confundirse en la noche como en el famoso anuncio. Desaprender lo aprendido. Tirar la casa por la ventana en lo que a bolsillos se refiere; sacudirlos bien, y así. Límpidos. Mirar la boca del lobo y reírse. Amanecer petrificado. Dolorido. Magullado, mentalmente. Exaltado, también. Ver doble al erguirse de la cama. Con borrones en la memoria. Vivir del elixir del carpe diem y desnudar los peligros hasta convertirlos en nada más que jaquecas.

All wound up
On the edge
Terrified

Sleep disturbed
Restless mind
Petrified

Suben los nervios, se eriza todo el vello. El nuevo estímulo perturba los sentidos. La vista se hace añicos con el frenesí de la confusión. El sudor anula toda percepción del dolor dejando sólo el halo de uno punzante, de fondo, sin concesiones. Siente el traqueteo de las articulaciones henchidas de adrenalina y sometidas al crepitar de la respiración, un flujo sanguíneo discontinuo, un cerebro que controla y no sabe que controla. Un caótico destino en manos del maestro. Saluda, ahora, a tu amo.

I am paralyzed
So afraid to die

Un paso, dos pasos, tres pasos. Son suficientes. Hay un pequeño bote. Esto debe de seguir. Desatada está la furia y el furor. De salir de esta mierda barriendo el sueño en los despojos que te ha dejado el amo. Un fin de semana: los peligros vuelven a vestirse y las jaquecas se han convertido en risas. Para él. De él. Mira el bote atentamente, si puedes. Conmociona la urgencia en insana mixtura con la impotencia. Palpa un soporte. Una mesa. Aprecia el tacto. Siente su textura. Derrumbado.

Tension strikes
Choking me
Worries grow

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s