Te concedo la opinión

Es difícil de comprender eso de que no elegimos “realmente” cuando, desde nuestra perspectiva privada, en primera persona, se hace evidente que sí e impensable, pues, un caso contrario. Sin embargo, en estos tiempos de frikis, si se me permite la expresión, ha llamado a la puerta un fantasma llamado determinismo o como un astuto vendedor diría, ¡una forma de automatizar tus elecciones para no preocuparse de ellas! No todos los productos de este tipo son semejantes, de hecho, tienen una amplia oferta como casi cualquier producto en esta edad consumista. Así, vemos los colonizadores de conciencia, los cuales dicen que obedecemos una ilusión que perturba la verdadera percepción de que, en verdad, hacemos otra cosa, y esa cosa coincide con un estereotipo de alguna tipología social, no sé, quizás rol de sexo o conciencia de clase, como ejemplos señeros. Aún así, en este mundo de hoy, pocas cosas se dicen directamente, porque suenan a acusación y no a opinión ni empático mandato ¡ojo a eso último! Véase lo siguiente. Tú no eres inteligente porque la gente de tu entorno advierta en ti una habilidad desenvuelta para solucionar problemas, calcular, tomar decisiones o tener éxito académico o en labores tozudas, no. Tú eres inteligentes porque lo dice un test que dice que mide la inteligencia. Ergo eres, entonces, por definición, inteligente. Si no, como diría un positivista lógico: ¡si no es medible de ninguna manera, es pura metafísica! El problema de esto es que carezco de los medios suficientes como para medir su nivel de imbecilidad, así que es estupidez metafísica, supongo que Dios la concede y todo, oye.

Los liberales son astutos porque permiten tu libertad de elección en los supermercados pero te encierran casi dos décadas obligatoriamente en “su” sistema educativo. Los socialistas les han superado: ellos en vez de considerar esa jaula como algo necesario para la persona, que el futuro tendrá autonomía personal y elección en los supermercados, le llaman a la jaula “libertad”. Es como los ejemplos de los ultras de la tolerancia: nadie es superior a nadie, todos somos iguales en condición de personas. Ninguna opinión es mejor que otra, sólo son opiniones. Eso sí, esa misma afirmación no es una opinión. Aún, todo esa impotencia reflejada en opiniones inocuas -nunca se realizarán-, no libra de que la opinable pobreza atice a los débiles y desfavorecidos, ni el opinable terrorismo amenace las vidas de inocentes, ni el opinable gobierno se corrompa y mienta. Vean que podemos opinar de todo y todo respetable e igual. De hecho, mentir en este ŕegimen de tolerancia es una opinión más indiferenciable de la verdad porque, por definición, cuando la opinión es relativa, la verdad no existe más que subjetivamente. Lo típico “esto es así, pero para mi”. “Eres tonto, pero para mi”. “No puedo medir las oportunidades de la gente, no existen pues, pero si puedo medir que muchos no han trabajado o muy poco, así se merecen su sitio en lo bajo de la sociedad” positivista dixit.

En esta vida somos absolutamente libres en algunas cosas, reconozcámoslo: en opinar como he demostrado, y esto incluye en quejarnos, y en mentir… Perdón, eso y lo primero son la misma cosa en un sentido profundo. Así que en una cosa somos libres. Sólo falta que inventen un aparato que mecanice las opiniones, quejas y opiniones de manera que nos libre de tal libertad, obsérvese la paradoja. Incluyamos en el régimen de opinión (de libertad), o era régimen de libertad (de opinión), los me gusta del Facebook y los comentarios ilegibles de las webs de noticias, magazines y blogs. En esos sitios somos libres: podemos opinar. Yo, por el poder que se me ha otorgado, te concedo la opinión.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s