First chapter

Alguien dijo alguna vez que todo occidente es una mera anotación en el pensamiento de Platón. Ahora es cuando le concedo la razón, por mucha resistencia que he tenido a verlo pero lo evidente termina por caer por sí mismo. Bueno, el lector, ante semejante afirmación que realizo, se pondrá, adivino a repasar aquello que se acuerda de sus tiempos de estudiante o de alguna cita o lectura de este u otro intentando desmenuzar las razones de mi aserto. Me temo que, de todos modos, la cosa es más complicada ¡Y puede complicarse mucho! aunque en el fondo sencilla. Así que, siguiendo el criterio de Ockham, si hay dos caminos, coge el más rápido y sencillo. Así haré.

El mundo es injusto ¿verdad? Bien, seguro que tienes una idea de los problema someramente que le asolan y, por supuesto, algún protuberante pensamiento brota con una sugerente -cuando no brillante- solución a ellos ¿verdad? Oh là là! Tenemos a un platónico.

Sientes que existe mucha hipocresía. Mira esos niños, con la panza inflada, y no precisamente de un banquete de bodas, sino de hambre. Se llama Kwashiorkor. Los ves en la tele y luego a un político, personaje público cualquiera, rico de turno, o conocido pijo vanidoso insoportable le ves casi a punto de llorar. Estallas en esos mensajes de Tuenti o, bueno, como mínimo en tu cabeza “¡Qué hipócritas que son, si no lo ve, no pasa nada, sigue presumiento de su iPhone, sigue profiriendo mentiras en el atrio en televisión a sus votantes o sigue pagando poco a sus trabajadores!”. Tenemos, pues, un platónico.

Al final, un día, llegas a la fascinante conclusión que el mundo no solo se explica en matemáticas, sino que es matemáticas. Los átomos son matemáticas, más aun la relación con sus subpartículas. Es increíble como esos números y simbolejos llegan tan lejos ¡y eso que la gente suele odiarlos en el cole! “Ola k ase?”. Eres un platónico.

La mente humana es un sinfín de misterios que estamos desvelando, santa ciencia, poco a poco, con la tecnología que todo puede y hace. No sabemos a dónde podremos llegar pero está claro que esto le proseguirá de toda una revolución social. No entenderemos igual el mundo. Podremos saber si una persona, previamente, es un malhechor o no, podremos poner precauciones. La policía será más efectiva. Los jurados ni los jueces, apenas, harán falta cuando podamos hallar la Verdad que se esconde en la mente de los culpables presuntos. Podremos construir la sociedad perfecta. Tenemos a un platónico.

¿El ser humano es bueno o es malo por naturaleza? ¡Es bueno! Pero existen cosas ajenas que indicen a problemas y a que sea malo. Hemos de descubrirlas. Son evidentes. Una vez descubiertas las eliminamos del mapa y fin. Tenemos a un platónico.

Realmente hay gente que nace con más talento que otros. Uno se conforma con lo que tiene y hace lo que puede. Hay cosas que se pueden cambiar y otras que no. No es justo que ellos tengan más. Somos iguales. Tenemos un platónico.

Me gusta siempre soñar o pensar en sitios, personas -mi ídolos-, los cuales me gustaría emular y conocer. Cuando me preguntan qué quiero ser de mayor, con quién me gustaría estar o cómo me gustaría ser, siempre tengo en boca el nombre de al menos una persona en la mente. Tenemos un platónico.

Hay grandes personas que han movido y mueven el mundo. Lo hacen cambiar, mutar, y que lleguemos a donde hemos llegado. Son pocos, son conocidos. Son fascinantes. Aquellos grandes hombres y mujeres. Tenemos un platónico.

***

¿Qué tiene que ver todo esto con Platón? Lo explicaré punto por punto en un repaso a este genio, a juicio de unos tan brillante y dilucidador, a juicio de otros tan nocivo.

El primero, mi querido mundo injusto y mi idea para mejorarlo por completo: es lo que pensaba Platón en la República. Es ese mundo de ideas representado, que el soñaba como más real que el de las apariencias que vivimos continuamente y nos informan nuestros sentidos.

El segundo. Somos iguales pero no lo somos en la realidad. Debemos serlo. Somos culpables de ello. Lo sobrellevamos, Ok. Miramos hacia otro lado. En verdad, no somos nobles ni tan buenos. Aceptamos esa realidad. Miremos y encontraremos el mismo sentimiento en Platón.

Las matemáticas son lo más elevado, más que lo empírico. Puede esto puede engañar. Las ideas matemáticas abundan en el mundo de las ideas y están más cerca del conocimiento real, para Platón, la idea del Bien.

La sociedad no se ha de regir por derechos, no un apaño en verdad. Debe regirse por el conocimiento, por la Verdad. Es cierto, aun no lo hemos descubierto todo pero cuando lo consigamos o nos vayamos acercando iremos cambiando todo. Es el filósofo-rey que quería Platón, gobernara la República. Sin derecho ni leyes. Porque no harían falta por la sabiduría de este hombre, o de varios, quizás, por analogía a nosotros, los expertos científicos.

Hay mucha mierda en el mundo. No es ningún secreto. Todos lo sabemos. Eso es lo que hace que todo vaya mal. Si se quita, todo irá bien. Platón comparte eso y le da a un “like” en el Facebook.

Todos debemos ser iguales. Y aunque cada uno tiene un papel en la sociedad, sea por su talento y habilidad, pero hemos de ser iguales. Una de las bases de Platón. Homonoia, sociedad de iguales con iguales.

Penúltimo para los ídolos. Queremos ser como ellos, también buscamos el lugar ideal donde hacer nuestros sueños realidad. Algunos se han aplicado un lavado de realismo a todo esto pero no ha dejado de ser un anhelo de muchos. Alguna vez. Esa es la idea del Bien, de la Justicia, de la Belleza.

El último es todo un elogio a los Grandes de la Historia. Los que han cambiado por ellos el mundo. Esa gente que nos ha ido movimiento a todos, tras ellos, hacia etapas más avanzadas. Somos una Civilización. Esos grandes que luchan por la ideales… Platón y su interpretación de la Historia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s