Una carga muy pesada

La lista de reproducción comienza en Chasing the dragon de los Epica con su guitarra acústica llenando el silencio con delicadeza. Después, poco a poco, se van juntando la preciosa voz de Simone Simons, sonando, en conjunto, a celeste cielo. Dos minutos más tarde irrumpe el sonido electrificado de la guitarra, al tiempo, mantiene la armonía y atisba el culmen de una ascensión ad infinitum en las escalas discretas de la música, pero ilimitadas de las sensaciones. Con todo, suena la voz gutural rompiendo la suave melodía y dota de agresividad el sonido que una vez elevó a las nubes ¡como mínimo! Se calma, retoma el mando la voz femenina y vuela alrededor de coros áureos a medio ritmo para después retornar a la deliciosa normalidad, atreverse con más velocidad, culminar con el coro-estribillo y así sucesivamente en siete minutos sin desperdicio.

***

– Estaba tan cerca, tan cerca de poder resistir/fuera de mis sueños diurnos, esto me da fuerza para persistir.

– Tan consciente de estar cansado…/Vacío, desgastado… exánime en mi interior.

– Desazte de tus burdens*… [1, 2]

‘Nimios atisbos de consciencia en avisan de la cruda realidad en la que vaga mi voluntad. Sacada de un chiste de un programa de televisión, encara las risas con estoicismo consentido’.

‘Porque la música me ha copiado el sentir y ha desprovisto de esta capacidad a mi inerte cuerpo. Ahora pulso el play y gozo de la condescendiente melancolía, al recuerdo de las letras, de los sonidos y más allá’.

‘Y eso dicen que la vida sin la música carece de sentido. Me atrevo a incluir más, hasta la última gota de arte. Me atrevo hasta introducir sagazmente la última gota de saber de la ciencia en una batidora de despropósitos, causados por el hambre de tildar de sentido esta existencia’.

‘Pero al final todo continuará igual, con mi desayuno acompañado de mi café mañanero de buenos despertares. Trabajaré, por la tarde seguiré mis estudios. Socializaré. Conversaré. Cerraré la sesión de un día ¿ideal? ¿bueno? ¿deseable? No. La carga hunde toda la esencia de mi experiencia. La atraviesa como una flecha, no de un cupido, sino aliñada con un veneno especial. Y es como ver con gafas de sol por la coche, o mirar cara a cara al sol. Da igual. La belleza se esconde en la los excesos, que empeñan, con luz o sombra, mis vivencias’.

‘Si hubiera un modo de resetear, parar el carro, reflexionar y proceder. Si hubiera visto alguna señal. Si Dios me iluminara. No, no, no. Todo es fruto de la demencia anticipada que aflinge mi yo. Siempre tan cerca de todo, y todas las vicisitudes cuentan como portentos de fracasos. Estaba tan cerca, tan cerca, deseo que me dé fuerzas para resistir. Fuera de todas mis ensoñaciones, pido fuerzas para continuar. Estoy tan exhausto, laxo y falto de vida ¡Quién fuera Dorian Gray! Aunque fuera por un lamento. Igual cambiaría la suerte del Dr. Fausto y vendería mi alma al diablo por una oportunidad desde el punto de partida’.

‘En un ataque de locura, cogí una de las sillas pegadas a la mesa del comedor, la más cercana a la ventana. La así con rabia y sin pensármelo dos veces la arrojé, gracias a su liviano peso, atravesando los cristales. Sin tiempo a saborear las delicias del desahogo, salté. En un momento. Todo lo vi con claridad. La calzada esperándome, los peatones paseando, los coches siguiendo la trazada y yo, un suspiro’.

‘De un respingo, me levanté sobresaltado de la cama. Bajo un pequeño dolor de cabeza. No pude evitar mirar mis manos. Dirigirme al espejo en tanto que me despejé un poco. Ver mi rostro en perfectas condiciones, y mi cuerpo en la misma forma. Agité la cabeza desperezándome y desahiendo la niebla vespertina. Fui a la cocina y me serví un poco de café. Cogí unas rebanadas de pan y un taco de mantequilla para untar. Una fría mañana daba paso a un día nuevo. A ver qué me depara’.

*Burdens: carga.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos fantásticos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s